Según informó el servicio penitenciario del país, Alexei Navalny, el más ferviente oponente del presidente ruso Vladímir Putin, y quien luchó contra la corrupción oficial mientras organizaba protestas masivas contra el Kremlin, falleció el viernes en prisión.

El Servicio Penitenciario Federal explicó en un comunicado que Navalny se sintió mal después de dar un paseo el viernes y perdió el conocimiento.

La ambulancia que llegó a la colonia penal donde estaba cumpliendo su condena intentó reanimarlo, pero lamentablemente falleció.

"Se implementaron todos los protocolos de reanimación necesarios, pero lamentablemente no produjeron resultados positivos".

"Los médicos de la ambulancia confirmaron el fallecimiento del recluso", declaró el servicio penitenciario, el cual añadió que se están investigando las causas de la muerte.

La noticia del fallecimiento de Navalny, ocurrida a menos de un mes de una elección que otorgará a Putin otros seis años en el poder, generó nuevas críticas e indignación contra el líder del Kremlin, quien ha reprimido a toda la oposición en su país.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, declaró el viernes que Putin es "responsable" del fallecimiento de Navalny.

"No se equivoquen, Putin es responsable de la muerte de Navalny", afirmó el presidente desde la Casa Blanca, donde además elogió el activismo del difunto, un crítico contundente del presidente ruso. Navalny cumplía una condena de 19 años en una prisión rusa después de sobrevivir a un envenenamiento que casi le costó la vida hace unos años.

Navalny fue encarcelado en enero de 2021, luego de regresar a Moscú tras recuperarse en Alemania de un envenenamiento con una sustancia neurotóxica, del cual culpó al Kremlin.

Desde entonces, ha recibido tres condenas de prisión que ha rechazado, alegando que se basan en motivaciones políticas.